Seis Mitos Sobre El Sueño: Si Te Levantaste Temprano Para Leer Esto, Estás En Problemas

nuestra generacion

Según un reporte reciente en un noticiero, es un mito que todos necesitamos ocho horas de dormir por noche – porque un estudio que involucraba a sociedades de cazadores y recolectores en África y Sudamérica, que sus hábitos están pensados para imitar cómo los humanos solían vivir, mostraron que con seis horas bastaba.

La investigación estudiaba y medía la duración del sueño en una manera muy específica, un acercamiento altamente técnico que no estaba reflejado en el reporte de las conclusiones del estudio.

Pero si estás buscando mitos sobre el sueño para romper, aquí hay 6 que han salido de la investigación del Departamento de Neurociencias Clínicas De Oxford Nuffield este año.

1. “Al que madruga Dios le ayuda”

Una hora para despertar no es la misma para todos. Muchas personas creen que despertarse temprano es señal de un buen empleado: despierto a las 5am, gimnasio a las 5.30, y trabajo a las 7.

Pero estos tempraneros son muy poco comunes (y presumidos). Y seguro Dios les ayudará. Los altamente productivos, los trabajadores creativos duermen bien y llegan después. Los que madrugan dejan casi a todos sin café para despertar y alcohol para dormirse.

2. “Sólo necesito cuatro horas de sueño por noche”

Políticos y líderes de la industria presumen de su poca necesidad de horas de trabajo. Pero muy poco sueño puede destruir a los líderes exitosos. Margaret Thatcher desarrolló Alzheimer – probablemente después de dejar su puesto. El ex primer ministro del Reino Unido Harold Wilson y el ex presidente de los Estados Unidos Ronald Reagan probablemente tenían esa condición durante sus puestos. ¿Cuál es la conexión?

El sueño natural tiene funciones restaurativas – durante el sueño desintoxicamos el desperdicio neuronal que se acumula cuando estás despierto. Si tienes muy poco sueño, este desperdicio se queda en tus neuronas. La falta de sueño puede ser peligrosa en otras maneras: es un contribuyente central del colapso mental causado por el estrés en los Directores de empresas. El Jetlag es conocido porque te hace tomar malas decisiones. Y el sueño pobre causa millones de accidentes de carretera.

3. “Los adolescentes son flojos”

nuestra generacion

Es una creencia común que los adolescentes están cansados, irritables y no cooperativos porque escogen dormirse muy tarde y tienen dificultad de despertar en la mañana porque son flojos. El problema real es su reloj biológico – su reloj corporal – que cambia sus tiempos de despertarse y dormir a dos o tres horas más tarde al día más de lo que se esperaba. Los adolescentes deberían estar durmiendo dos o tres horas más tarde de lo que se les exige en sus horarios de escuela y de trabajo – en vez de eso, regularmente pierden algunas horas de sueño. Esto es innecesariamente riesgoso cuando sabemos que más del 50% de todas las enfermedades mentales empiezan en la adolescencia, y esas enfermedades incluyen a la esquizofrenia, psicosis, desórdenes alimenticios, ataques de pánico, abuso de sustancias y desordenes bipolares. Cuando las entradas a la escuela se muevan para más tarde no sólo es la habilidad la que mejora: también la salud.

4. “El trabajo por turnos es un hecho de vida”

Sabemos instintivamente que trabajar turnos largos y cansados tiene un impacto en desempeño. Imagina: 10am y a tu pareja le da un ataque cardíaco. Sólo dos doctores están disponibles uno al final de su turno de 24 horas, y el otro apenas llegando. ¿A cuál escoges?

La Escuela de Medicina de Harvard revisó el desempeñó de sus doctores en turnos de 24 horas. Estaban sorprendidos. Los internos que ya iban a terminar su turno hicieron 36% de errores serios. De los consultores que regularmente trabajaban turnos de 24 horas, 74% mostraron señales de cansancio o depresión. La investigación descubrió que turnos más cortos y con colocación más informada de los días de recuperación obtenía mejor resultados.

5. “Dormirse más temprano, despertarse más temprano te hace más saludable, más rico y más sabio”

Si tan solo fuera tan fácil. Si continúan empezando el trabajo temprano la mayoría de la gente perderá muchísimo sueño. Tendrán que pagar un precio: riesgo incrementado de obesidad, diabetes, enfermedad cardiovascular, hypertension, uso más fuerte de estimulantes/sedantes/alcoholes, agotamiento, irritabilidad, ansiedad, ánimo depresivo, frustración y enojo. En contraste, levantarse más tarde mejora la producción, eficiencia y la calidad de vida.

6. “Mi cuarto es a donde me voy a escapar”

La mayoria de nosotros sentimos que nuestro cuarto puede ser un santuario de nuestro mundo de 24/7. Lo hacemos caliente, estimulante y acogedor; pon una televisión en el cuarto para ver y para relajarse, un iPad para mantenerse en contacto con amigos via Facebook. Es tu recompensa después de un día cansado en el trabajo, o de tu tiempo en casa cocinando y limpiando. Estamos conscientes de los consejos de dejar de usar la tecnología una hora antes de dormir, pero también merecemos tiempo para despejarnos, y la TV y la red a veces ofrecen eso. El sueño es mejor cuando la temperatura es más baja, las pantallas están apagadas, y hay silencio. Si tan solo tuviéramos más tiempo.

El sueño importa. Líderes de organizaciones pueden estimular la productividad, ánimo y salud cambiando las horas en las que trabaja la gente. La NHS puede mejorar el cuidado mejorando los patrones de turnos. Las escuelas y universidades pueden mejorar el aprendizaje y la salud. Ahora entendemos mucho más sobre el sueño, podemos usar ese conocimiento para mejorar la calidad de vida de todos. Dulces sueños.

 

¿Te gustó esta publicación? ↓Cómpartela con tus amigos↓