Mientras que los drones han obtenido mala reputación por caerse de lo alto en momentos inoportunos recientemente, un nuevo dron de la Universidad de Rutgers puede nadar y volar.

Financiado por una subvención de la Oficina de Investigación Naval, el Naviator puede ser desplegado ya sea para el reconocimiento aéreo o para espionaje bajo el agua.

“Tienen submarinos que pueden lanzar cosas desde el submarino y sale del agua y va y hace cosas, pero no puede regresar,” explica Marco Maia, un estudiante de Doctorado de Rutgers que trabajó en el proyecto.

Hace una misión y solo una misión. Después tienes a los aviones que desplegan vehículos desde el aire y que pueden sumergirse en el agua, de ahí en adelante están en el agua y no pueden salir otra vez. Este vehículo hace todas esas cosas.”

La oficina de Investigación Naval ha demostrado gran interés en el proyecto ya que puede ayudar con el mantenimiento de los barcos, explica el profesor asociado Javier Diez.

“Tienen un número de aplicaciones de las que hemos estado hablando. Puedes hacer inspecciones al barco. Puedes desplegar desde el puente y rápidamente ser capaz de tomar la decisión de llamar a un reparador o no. Si tienes un derrame de petróleo lo puedes usar para ver qué tan lejos y qué tan profundo es el derrame.

underwaterdrone

El naviator es solo un concepto por ahora. Pero el equipo de Rutgers está buscando mejorar su velocidad y su capacidad de llevar más carga.

Traducido por Nuestra Generacion


Dale en me gusta para recibir más artículos como éste en tu muro de Facebook: