La Neurociencia De La Conciencia Plena: Cómo Hacer Feliz A Tu Mente

nuestra generacion

Todo el mundo habla sobre la conciencia plena… pero nadie parece poder explicar claramente qué rayos es en realidad. Pregúntale a la gente y oirás, «Mmm, estar en el presente y ALGO ALGO ALGO, ahmmm, meditación.»

Pero, ¿es simplemente la última moda? De hecho no. Y no hay ningún combate a muerte entre la conciencia plena y la neurociencia que se avecine,  o entre Oriente y Occidente. De hecho están en la misma página.

Estudios demuestran que la conciencia plena funciona. Te puede ayudar a ser más feliz y ayudarte a reducir estrés. Pero nadie te lo ha explicado de tal manera que tenga sentido o que no suene cursi. Arreglemos eso.

Veremos cómo la neurociencia y la atención plena se alinean, obtendremos respuestas reales de por qué nuestros cerebro se ponen ansiosos, tristes, o enojados y aprenderemos la manera de ser más feliz y quedarse así (respaldada por estudios).

Empecemos…

Tu Lóbulo Izquierdo Miente

A mi abuela no le gustaba la palabra «mentiroso.» Pensaba que era muy cruel. Solía decir que la gente estaba «contando cuentos.» Y eso es lo que hace tu lóbulo izquierdo. Constantemente.

El lado derecho de tu cerebro ve las cosas de manera bastante concreta. Pero ese tipo a su izquierda siempre está inventado cuentos para tratar de dar sentido a la información que entra. Ese es su trabajo.

Necesitamos al zurdo para que le dé sentido a la vida. Él interpreta tus experiencias. Si el zurdo ve patrones reales que otros no ven,  entonces eres creativo. Pero hay otro problema también.

El Zurdo la riega a menudo.

Michael Gazzaniga, uno de los más importantes neurocientíficos cognitivos, realizó estudios al cerebro en los setentas junto con Roger Sperry (quien ganaría el premio Nobel más tarde) Gazzaniga descubrió cuál es el trabajo del lóbulo izquierdo – y qué tan malo es zurdo haciéndolo a veces.

De la guía del Neurótico para evitar el Entendimiento:

Gazzaniga descubrió que el lado izquierdo del cerebro creaba explicaciones y razón para ayudar a dar sentido a lo que pasaba. Actuaba como intérprete de la realidad… Los últimos 30 años, varios estudios han demostrado que el lado izquierdo del cerebro, hasta en gente normal, sobresale en crear una explicación de lo que está ocurriendo, aunque no sea correcto.

Como dice el dicho, «El mapa no es el territorio.» Zurdo no tiene información perfecta. Y a veces es demasiado listo para su propio bien. Es parte de ti – y tú eres falible. A veces pasa esto:

Lado Derecho del Cerebro: Todos en la mesa están frunciendo el entrecejoNo se están riendo de nuestros brillantes chistes.

Lado Izquierdo: Obviamente nos odian y planean cómo nos van a matar.

Zurdo puede estar muy equivocado a veces. Si él ve patrones donde no hay ninguno, eres ansioso, paranoico o esquizofrénico. Y si Zurdo no ve ningún patrón en la vida – ningún «significado» — estás clínicamente deprimido.

¿Algunas veces haces algo mal y te disculpas diciendo «No era yo ayer»? Reflexiónalo: esa disculpa no tiene absolutamente ningún sentido. Lo que intentas decir es, «Mis acciones no concuerdan con la historia que Zurdo me contó acerca de quién era yo.» De nuevo,  «El mapa no es el territorio.»

El problema es que ni siquiera te das cuenta de que Zurdo está ahí. Supones que su voz en tu cabeza eres tú y que sus historias son la realidad absoluta.

Pero cuando Zurdo no está detectando patrones útiles, dándole significado al mundo o haciendo que algunas cosas tengan sentido,  puede ser un monstruo. Él es ese imbécil que tiene una opinión para todo, niega callarse y nunca acepta estar equivocado.

«Si esto no funciona, mi vida habrá acabado.»

«Todo es horrible.»

« ¡NO ME MEREZCO ESTO!»

Este es Zurdo fuera de control. Cuando prestas poca atención a la información cruda de la parte derecha del cerebro («Ella está viendo su teléfono») y le das demasiada importancia a las interpretaciones torpes de Zurdo («Claramente la estamos aburriendo»), puedes terminar molesto, triste, frustrado o ansioso.

Nadie gritaría, « ¡La vida está mal por no encajar con mi visión de cómo debería ser!»

Es broma. La gente hace eso miles de veces al día. Sólo no se dan cuenta. Eso es lo que pasa cuando le pegan al tablero del coche y se quejan del tráfico. Las expectativas son sólo una historia que Zurdo te cuenta sobre el futuro.

Y cuando la realidad no encaja con las expectativas… debe ser culpa de la realidad. No de Zurdo, claro está. Así que te molestas con la realidad. Y eso tiene más sentido, ¿no?

Bueno,  aporrear los pies contra el suelo y exigir que el universo se doble para satisfacer mi voluntad no me ha funcionado mucho. No puedes cambiar la realidad. (Lo sentimos.)

Entonces, ¿Qué puedes hacer para que no te pongas enojado, triste, ansioso o molesto?
Ahí es donde entra la conciencia plena…

Observa A Zurdo Hacer Su Trabajo

Desde la perspectiva de la neurociencia, la conciencia plena se trata de mantenerse enfocado en lo concreto de la vida y no enredarse en las interpretaciones de Zurdo, categorías, historias – e inventos ocasionales.

Zurdo no es «tú.» Como tu hígado o bazo, es una parte de ti, haciendo su trabajo … a veces ineptamente. Pero cuando te das cuenta de esto y escuchas su voz en tu cabeza, puedes revisar su trabajo.

De La Guía del Neurótico Para Evitar El Entendimiento:

La mayoría vive su vida como el intérprete, son los intérpretes, y la mente es el ama y señora, y ellos ni siquiera están conscientes de eso. Están molestos, ofendidos, felices o con miedo y no cuestionan la autenticidad de estos pensamientos y experiencias. El intérprete del hemisferio izquierdo del cerebro siempre está encendido y no puede ser apagado pero una vez que es reconocido como tal, las cosas empiezan a cambiar…

Escucha a tu cerebro al pasar el día y revisa qué oyes en contra de los hechos concretos que ves. Cuando haces esto puedes empezar a oír a Zurdo cuando trabaja:

Hemisferio Derecho: El jefe parece estar nervioso.

Hemisferio Izquierdo: Es mejor que terminemos el reporte. Puede que nos despidan.

Y ahí es cuando puedes interrumpir y decir, «Hey, hey, hey, amigo. Hay muchas razones por las que el jefe puede estar molesto. Vamos a esperar hasta que tengamos más información antes de que vaciemos nuestro escritorio.»

Este tipo de chequeo sobre qué tan prácticas y realistas son las interpretaciones de Zurdo es el núcleo de la Terapia Cognitiva-Conductual.

De La Guía Del Neurótico Para Evitar El Entendimiento:

La esencia de esta nueva forma de terapia es que la ansiedad y la depresión son causadas por problemas en el pensamiento, esto es, distorsiones en el pensamiento causan emociones negativas. Se enfoca en las suposiciones e interpretaciones del paciente; por ejemplo, la distorsión cognitiva llamada catastrofización es cuando una persona exagera la importancia de algún evento como un ascenso en el trabajo. «Si no me gano este ascenso, soy un fracaso total.» o «Si mi relación no funciona, estaré solo y miserable el resto de mi vida.» El propósito de la terapia es hacer explícito cómo estas suposiciones dan resultado emociones negativas y hacer los pensamientos y suposiciones más realistas.

Deshacerse de Zurdo no es deseable o siquiera posible. Pero como a veces puede portarse como niño, necesitas tratarlo como tal. Zurdo es el niño. Tú debes ser el padre.

De La Guía del Neurótico Para Evitar El Entendimiento:

Cuando te vuelves consciente del intérprete ya no tomas estas interpretaciones tan en serio, podrías encontrarte en una situación como: «Oh es sólo mi intérprete haciendo lo suyo otra vez.»… También puedes encontrarte enfatizando «Esta es sólo mi opinión» o «Como yo lo veo» en vez de «Así es como es» y así es suficiente. Esta pequeña diferencia es suficiente para cambiar cómo vivimos con otros y con nosotros mismos.

No aceptes inmediatamente las interpretaciones de Zurdo. Toma una pausa, y considera su opinión como si fuera el consejo de un amigo. Cotéjalo con los hechos reales que ves. ¿Se adelanta a las conclusiones de nuevo?

La conciencia plena no se trata de erradicar los pensamientos o aniquilarlos, pero de hacer lugar para tomar una decisión clara: «¿Quiero seguir alimentando esto o lo quiero dejar ir?»

Esa voz en tu cabeza no siempre es «tú.» Muchas veces es Zurdo. Y a veces se porta como un niño asustado o enojado. Toma las riendas y sé el padre.

Entonces, ya no tomas las historias de Zurdo como la verdad. Eso es bueno. ¿Pero cómo le ayudas a ser mejor en su trabajo para que no exagere todo el tiempo?

Ayuda a Zurdo A Ser Un Mejor Cuentista

La gente que pierde una extremidad a veces experimenta «dolor de miembro fantasma.» Perdiste un brazo pero tu puño inexistente se cierra tan duro que duele. ¿Cómo diablos paras el dolor de una parte de tu cuerpo que ya no está ahí?

Resulta que el problema está en el cerebro. Y la solución es similar al problema de por qué tienes a Zurdo. El cerero necesita una mejor historia.

Así que los investigadores arman una «caja espejo» en la que el amputado puede poner lo que queda de su brazo y en el reflejo aparecería el brazo intacto. Y al abrir el puño de su brazo, el cerebro ahora puede «ver» el abrir del puño inexistente.

Y esto hacía que el dolor se fuera en el 60% de los pacientes.

De La Guía Del Neurótico Para Evitar El Entendimiento:

Lo único que necesitaba ver el cerebro era que se abra la mano fantasma y el dolor se iba.

Tal vez no te falte un brazo. Pero puedes ayudar a Zurdo con su habilidad para inventar cuentos y hacer que tu dolor se vaya también.

Cuando te consuma la ira, ¿Qué dicen las investigaciones de la neurociencia sobre ayudar a Zurdo a calmarse? «Reevaluación.» Decirte a ti mismo una historia diferente de Zurdo sobre lo que está pasando: «Ella no me odia. Sólo está de malas.»

¿Qué recomiendan los psicólogos positivos cuando todas las historias de Zurdo son deprimentes? Antes de que te vayas a dormir, escribe tres cosas buenas que sucedieron ese día. Haz que lo positivo se destaque más ante Zurdo y él no podrá hacer más que empezar a decir eso en sus cuentos sobre «cómo va la vida.»

Cuando Zurdo decide que tu trabajo no tiene significado, ¿Qué puedes hacer? Crear una nueva descripción de trabajo. Los investigadores descubrieron que los conserjes de hospitales que se repetían a sí mismos que su trabajo real era «contribuir a que la gente enferma sane», opinaban que (su trabajo) era maravilloso. Aquellos que dejaban que Zurdo dijera, «Todo lo que haces es vaciar basureros para ganarte la vida» sintieron que su propósito era aburrido y sin sentido.

¿Y qué puedes hacer cuando Zurdo te diga que no sirves para nada?

Tim Wilson de la UVA recomienda el método de «hacer bien, ser bueno». Cuando pasas más tiempo ayudando a otros, como un voluntariado, el hemisferio derecho le dice a Zurdo y él empieza a modificar su historia sobre qué tipo de persona eres:

Se beneficia del principio psicológico probado y verdadero que nuestras posturas y creencias a menudo resultan de nuestros comportamientos, y no los preceden. Como Kurt Vonnegut escribió famosamente, «Somos lo que pretendemos ser, así que debemos ser cuidadosos sobre lo que pretendemos ser.» La gente que hace voluntariados, por ejemplo, muchas veces cambian de parecer sobre quiénes son, y como resultado ellos se ven como gente que cuida a los demás y los ayuda.

A todos nos gustan las buenas historias. Ayuda a Zurdo a decirte más historias positivas.

La domadura de Zurdo ha empezado. Vamos a resumir todo esto y aprendamos lo mejor que pasa cuando haces que ese hemisferio de tu cerebro haga su trabajo de manera correcta… (aunque en ocasiones dé problemas)

Resumiendo

Aquí te decimos cómo usar la neurociencia y la conciencia plena para mantener a Zurdo bajo control:

  • Date cuenta cuando Zurdo esté trabajando: escucha sus interpretaciones. Ese no eres tú. Es él.
  • Corrígelo: Comprueba sus interpretaciones con los hechos reales. ¿Se pone demasiado creativo? ¿Está exagerando?
  • Ayuda a Zurdo a ser un mejor cuentista: Dale una nueva historia. Dale mejor información. Haz el bien para ser bueno. Ayúdalo a ayudarte.

En raras ocasiones, Zurdo se llena de buena información provista por el hemisferio derecho – y eso crea uno de los sentimientos más maravillosos del mundo.

Lo maravilloso del momento le pega a Zurdo tan duro que no tiene palabras para crear una historia y se queda estupefacto.  De hecho ya lo has experimentado…

Lo llamas quedar asombrado.

De La Guía Del Neurótico Para Evitar El Entendimiento:

A muchos astronautas los cambia psicológicamente la experiencia de estar en el espacio, de manera más notable a Edgar Mitchell. El ver a la tierra desde una distancia, hizo que tenga una experiencia radical que cambió su vida más que caminar en la luna. Aquí está su descripción: «Lo que yo experimenté durante ese viaje de tres días a casa no fue nada comparado a una sensación de conectividad universal. Sentí realmente lo que se ha descrito como el éxtasis de la unidad… El pensamiento fue tan enorme que parecía inexplicable, y a grandes rasgos todavía lo es. Una vez más puede uno ver la dificultad de encoger la conciencia a la mente interpretativa y después buscar palabras para expresar lo que hay más allá de ella.

Pero el quedar asombrado es poco común. No todos podemos viajar al espacio. (Nota para Elon Musk: PONTE A TRABAJAR.) Pero hay otros métodos para poner un calcetín en la boca de Zurdo por un momento y realmente comprometerse con la vida de forma consciente y emocionante. Probablemente has escuchado sobre esta igual:

«Fluir»

Fluir es de esas cosas de «estar en el momento» que escuchas todo el tiempo sobre la conciencia plena.

De  La Guía Del Neurótico Para Evitar El Entendimiento:

…descrita como «fluir» por el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi. Él ha usado este término para describir la experiencia que alguien tiene mientras es absorbido totalmente en la realización de una cosa. Define el «fluir» como: «Estar completamente inmerso en una actividad por su propio bien. El ego se desvanece. El tiempo vuela. Cada acción, movimiento, y pensamiento sigue inevitablemente al anterior, como si tocaras jazz. Todo tu ser está involucrado, y estás usando tus habilidades hasta el extremo.

A veces Zurdo hace un gran trabajo. Te da interpretaciones precisas, ve patrones perspicaces y te cuenta una historia con significativa sobre tu vida. Pero necesitas tenerlo en jaque.

Los chistes no son graciosos cuando son explicados. El truco de magia no te asombra cuando te cuentan cómo lo hacen. No siempre necesitamos – o queremos – el comentario del director cuando vemos la película de la vida. A veces sólo necesitamos estar ahí en el momento.

Sí, ahora, de manera oficial, estás escuchando voces en tu cabeza. Pero eso está bien. Sólo asegúrate de que sean las buenas.

Recuerda: cada vez que haces click en el botón de compartir un ángel recibe sus alas. (o, mmm, algo por el estilo.) ¡Gracias!  🙂

Traducido por Nuestra Generacion

¿Te gustó el artículo? Haz click en me gusta para recibir más como este en tu muro de Facebook: