9 Hábitos Que Te Ayudarán A Crear Riqueza Con Un Salario Pequeño

nuestra generacion

Mientras que una herencia de 6 cifras o un trabajo muy bien pagado puede ponerte en el 1% de los millonarios, son las pequeñas cosas (como tus hábitos de dinero) que a menudo hacen la diferencia entre una vida de prosperidad y una de constante estrés financiero.

Solo pregúntale a LearnVest Planning Services CFP® David Blaylock, quien no solo aconseja a sus clientes en los méritos de los buenos hábitos de dinero — él aplica lo que predica.

Por ejemplo, “Hago una revisión periódica de todas las suscripciones que tengo — las que se cobran en mi tarjeta de crédito cada mes,” dice Blaylock. “Estarás sorprendido de cuántas suscripciones tenemos todos y cuántas no se usan. Podrías ahorrar significativamente cada mes solo con ver esos detalles.”

Hacer un inventario de tus suscripciones periódicas y servicios es solo un hábito que te puede regresar al camino de la buena fortuna.

“Si ves la cantidad promedio de dinero que ganas a través de tu vida, y cuántos años trabajas — la mayor parte de la gente gana más de un millón de dólares a lo largo de su vida laboral pero muy pocos se convierten en millonarios,” dice Nancy Butler, una Planeadora Financiera Certificada™. “Cómo administran lo que pasa por sus manos hace la diferencia la mayoría de las veces.”

Entonces ¿Cuáles son estos cambios fáciles que pueden ayudarte a moverte adelante en el camino a la prosperidad? Estos son los favoritos de dos planeadores financieros.

1. Invierte tu forma de pensar.

Sabemos: Después de que los impuestos sean cobrados y que las cuentas se paguen, tu cheque de pago o salario puede parecer anémico — lo que puede provocar que la idea de tener que ahorrar también para el retiro parezca una difícil hazaña. Pero para crear riqueza, cambiar la mentalidad es necesario. Es decir, en vez de gastar el resto de tu sueldo después de deducción de impuestos, en realidad debes tomar una parte de tu sueldo y ponerlo en tus metas financieras mayores.

“La mayoría de la gente gasta algo de dinero, paga sus cuentas y ahorra lo que queda,” dice Butler. “Y eso está al revés: deberías de ahorrar para tus propósitos financieros primero, pagar tus cuentas y después considerar gastar el dinero que tienes de sobra.“Otra trampa es dejar tus hábitos buenos de dinero para después,” cuando la vida sea más fácil. La verdad es que de alguna manera en el minuto en el que tus ingresos aumentan, las demandas en tu dinero parecen aumentar también.

Ahora, ten en cuenta, no sugieren que ahorres todo tu dinero y vivas de pasteles de arroz. Como dice Blaylock: “No se requiere poner $1,000 dólares al mes, puedes poner $50, o una cantidad menor que puedas pagar. Realmente no podemos subestimar el poder de empezar de poco, porque la mayor parte del tiempo ese impulso crece, y una vez que veamos el progreso, tendemos a repetir comportamientos.”

nuestra generacion
Concéntrate en tus metas.

2. Mira por donde quieres ir.

De la misma manera que los atletas de alto rendimiento se imaginan a sí mismos haciendo el tiro una y otra vez, el saber lo que quieres que haga tu dinero por ti te una mejor oportunidad para alcanzar tus metas.

Para empezar a ahorrar para el futuro, los expertos financieros recomiendan tener un plan de cinco años, donde creas metas específicas que te gustaría alcanzar en cinco años y lo que necesitas para alcanzar esas metas. Por ejemplo, ahorrar seis meses de salarios para un fondo de emergencia, o ahorrar para un gran evento, como un pago inicial para una casa.

“Siempre que tenemos un objetivo específico en mente, nos ayuda a ahorrar,” dice Blaylock. “Ya sea que ese objetivo sea para ahorros de emergencia, o de ahorrar para un viaje, o ahorrar para la universidad.”

nuestra generacion
Piensa en tus propias metas financieras.

3. Adopta trucos mentales privados.

¿Y qué tal si no gastar $1,000 dólares en una bolsa de diseñador o un nuevo aparato fuera tan fácil como seguir una regla que dicta que no puedes gastar más de $300 dólares en algo que no es esencial para tu vida? La buena noticia es que puedes crear reglas financieras como esa para ti mismo; de hecho, hacerlo puede ser un gran hábito para tener.

También conocido como “heurística,” estas estrategias regla de oro que creamos para nosotros mismos — tales como no gastar más de $15 dólares en un artículo de ropa para bebé, o más de $50 dólares en un par de zapatos — puede ayudar a simplificar las muchas decisiones que tomamos al día. Los economistas conductuales creen en que el adoptar una buena heurística puede ayudar a uno a desarrollar buenos hábitos de dinero.

Si crear una buena heurística parece una tarea abrumante, Blaylock sugiere que se empiece con algo simple, tal como salir a comer solo dos veces a la semana, o “no usar un carrito en Target,” una heurística que ayudó a uno de sus colegas a ahorrar dinero.

nuestra generacion
La riqueza no siempre es ostentosa.

4. Vive como una persona rica ‘secreta’.

Para algunos, la imagen de un millonario evoca visiones de mansiones enormes y Bentleys brillantes. Pero la mayoría de los millonarios no viven a lo grande de esa manera — a su vez, tienden a vivir muy por debajo de sus “posibilidades” y ahorran más de lo que gastan. En otras palabras, no presumen su dinero, según el Dr. Thomas J. Stanley, coautor de “El Millonario de la puerta de al lado : Los Sorprendentes Secretos De Los Millonarios Estadounidenses .” El libro de Stanley, que detalla más de dos décadas de encuestas y entrevistas personales con millonarios, revela que la mayor parte de la riqueza en Estados Unidos es más el resultado de trabajo duro, ahorros diligentes, y vivir debajo de las posibilidades.

David Sapper de Las Vegas, que es dueño de un negocio exitoso de coches usados, y su esposa corredora de bienes raíces tienen un ingreso combinado de $500,000 dólares por año. Y aun así viven como gente rica “secreta”, sólo gastando $2,500 cada mes en todas sus cuentas y gastos extracurriculares como salir a comer, a diferencia de mucho de sus compañeros. Poniendo el 90% de sus ingresos en ahorros e inversiones, Sapper dice que podrá retirarse temprano.

¿Su consejo? “Encuentra el punto donde tienes lo que necesitas y estés feliz y cómodo, y quédate ahí,” dice Sapper. “Tuve una revelación cuando miraba MTV, y LL Cool J estaba diciendo, ‘Rento un Honda Accord por $399 al mes,’ mientras que otros raperos van a la quiebra.”

nuestra generacion
Entre más rápido empieces a ahorrar para el retiro, más fácil será. Flickr/keoni101

5. Aborda el tema del retiro ahora.

Si estás en tus veintes o treintas, el retiro puede parecer que está a una eternidad de distancia — y ahorrar para él puede no parecer una prioridad. Es fácil de entender: Entre pagar para asistir a una boda (lo que en promedio son $600 dólares por invitado), ahorrar para un pago inicial de una casa, y usar cualquier sobrante para “necesidades” como un viaje, ¿cómo se supone que ahorres algo para el retiro?

Desafortunadamente entre más tardes en ahorrar, más tendrás que ahorrar. Pero entre más pronto ahorres, más tiempo tiene de constituirse ese dinero y crecer.

Si, por ejemplo, tienes 30 años y pones $50 dólares al mes en una cuenta para el retiro con una tasa de retorno de 7%, esos $50 dólares al mes se convertirían en $56,000 en 30 años, dice Blaylock. Si esperas hasta los 40, necesitarías contribuir $110 al mes para obtener el mismo resultado. Esto se debe a que tu dinero tiene menos tiempo de crecer lo que minimiza el impacto del interés compuesto.

nuestra generacion
Acostúmbrate a ser organizado. Flickr/kedume

6. Saber lo que entra, y lo que sale.

La mayoría de nosotros tenemos buenas intenciones cuando se trata de ahorrar dinero. Pero si no sabes lo que entra a tu cuenta de banco y lo que sale, lo más probable es que no sabes qué tan devoto puedes ser a tus metas. Y la mayoría de la gente generalmente no lleva registro de sus ingresos y gastos, dice Blaylock. “Es realmente aterrador para mí que clientes con los que trabajo no revisan su talón de pago siempre,” dice.

Puedes llevar un seguimiento de tus gastos de manera gratuita con apps como LearnVest que te ayuda a presupuestar, ponerte metas y ahorrar. Recuerda: El conocimiento es el primer paso para el cambio duradero.

“Si no sé cuánto gastas al salir a comer, ¿Cómo puedo esperar a que cambies eso?” dice Blaylock. “Tienes que volverte casi el jefe de finanzas de tu casa.”

nuestra generacion
Demasiada deuda te puede poner en una posición precaria. Flickr/camerahead

7. Sal de la deuda.

Todos están en deuda en algún punto de su vida. Pero si tienes una mala deuda — no préstamos de estudiante o hipotecas, sino deuda de tarjeta de crédito, donde pagas tasas de interés altas — cancelarla y salirse del hábito de ser un deudor — debería ser la prioridad número uno. “Quiero a alguien que desarrolle un plan para sacarles de esa deuda en 36 meses o menos,” dice Blaylock. “Te estorba para tener progreso en otras metas.”

Al mismo tiempo, las emergencias suceden — y una reparación de coche de $600 dólares puede ocurrir en cualquier momento. Por eso es que Blaylock aconseja poner la mitad del dinero que podrías poner en pagar la deuda en una cuenta de ahorros de emergencia. Así que, por ejemplo, en vez de pagar $600 dólares de deuda de tarjeta de crédito, considera poner $300 dólares en ahorros de emergencia y $300 dólares en pagos de tarjeta de crédito. Esto significaría que tardarás más en salir de la deuda de la tarjeta de crédito, pero tendrás dinero guardado para una emergencia.

“La deuda de la tarjeta de crédito es el resultado de los momentos de alarma,” dice Blaylock. “Todavía no tenemos ningún ahorro porque lo ponemos todo en nuestra tarjeta de crédito. Así mientras que también estás trabajando para pagar tu tarjeta de crédito, debes considerar poner una cantidad igual para una cuenta de ahorro de emergencia. Muchas veces le digo a mis clientes que sus ahorros de emergencia son su póliza de seguro para no caer en la deuda de la tarjeta de crédito nunca más.”

Después de que salgas de la deuda, Butler sugiere que solo tenga una tarjeta de crédito, y que llegues a un acuerdo contigo mismo (o tu pareja) para que solo pueda ser usada en caso de emergencia. “Digamos que el coche se descompuso y no lo puedes arreglar — eso es una emergencia,” dice Butler. “Algo está en oferta, y sé que lo voy a necesitar en seis meses — esa no es una emergencia.”

nuestra generacion
Más dinero entrando significa más dinero para tus metas.

8. Incrementa tus ingresos.

Hay dos maneras de incrementar tu valor neto: Gastar menos o ahorrar más dinero. “Y gastar menos es solo una parte — tienes que ahorrar, y cuando sea apropiado invertir, inviertes el resto,” dice Natalie Taylor, una Planeadora Financiera Certificada® de los Servicios Planificadores de LearnVest. “Ganar más muchas veces no lleva a un valor neto mayor porque los gastos del estilo de vida crecen también.”

Pero si incrementas tus ingresos, y pones a un lado un poco de esos ingresos, puedes crecer tu cuenta de resultados. A parte de obtener un aumento o ganar la lotería, hay pocas maneras de tener más dinero fluyendo hacia ti.

Una sugerencia: Diversifica tus flujos de ingreso trabajando en un segundo trabajo de medio tiempo haciendo algo que te apasione. En lo que respecta a ganar más, hay pocas cosas que uno puede hacer. “Para aquellos que no pueden recortar sus gastos lo suficiente, la idea de trabajar medio tiempo me encanta,” dice Blaylock. “Tengo una gran amiga que es abogada. Tiene un gran hábito de viajar que no quiere dejarlo. Así que, trabaja en una florería los sábados durante la temporada de bodas. Es una victoria para todos: la florería tiene una empleada confiable, y mi amiga ama a las flores así que no piensa que ese sea un trabajo.”

Otra idea: Busca oportunidades de inversión — tal vez con la ayuda de un planeador financiero — u otras maneras de hacer que los ingresos vengan a ti. “Creo que el ingreso para el retiro debe de venir de fuentes múltiples tales como ingreso de renta, ingreso de un trabajo de medio tiempo y activos de jubilación,” dice Blaylock.

nuestra generacion
Puedes obtener orientación financiera en línea, o en tu teléfono.

9. Considera consultar con un experto.

Hay momentos en la vida en los que consultar con un experto se devuelve con creces. Aun cuando estés haciendo todo lo que puedes para empezar buenos hábitos de dinero, obtener ayuda de un planeador financiero cualificado puede ayudarte a mantenerte en la pista — y ayudarte a ver la imagen completa.

“Muchas veces la mayoría de nosotros estamos tan emocionalmente involucrados en nuestras finanzas que no podemos tomar buenas decisiones,” dice Blaylock. “Así que lo que buscas cuando vas con un profesional es una responsabilidad y una visión exterior de lo que estás haciendo. Miro a tus finanzas muy objetivamente, cuando tú no puedes porque tú eres esa persona.”

LearnVest Planning Services es una empresa registrada que asesora sobre inversiones y es subsidiaria de LearnVest, Inc. que provee planes financieros para sus clientes. La información se muestra solo para propósitos ilustrativos y no pretende ser consejo de inversión, legal o de impuestos. Por favor consulta con un consejero financiero, abogado o especialista en impuestos para asesoramiento específico a tu situación financiera. A menos que se identifique como tal, las personas entrevistadas en esta pieza no son ni clientes, empleados ni afiliados a LearnVest Planning Services, y los puntos de vista expresados son individuales. LearnVest Planning Services y cualquier tercero listado en este mensaje están separados y no están afiliados y no son responsables de los productos, servicios o políticas del otro.

Lee el artículo original en LearnVest. Derechos de Autor 2014. Sigue a LearnVest en Twitter.

Traducido por Nuestra Generacion


 

¿Te gustó el artículo? Dale click en me gusta para recibir más en tu muro de Facebook: