13 Cosas Que Debes Hacer Con Tu Dinero Antes De Los 40

nuestra generacion

A todos se nos permite tener segundas oportunidades en la vida, pero cuando llegues a tener 30, ya deberías de haber resuelto la mayoría de los hábitos imprudentes en lo que tendemos a caer cuando somos veinteañeros.

Esto es especialmente verdadero cuando se trata de dinero, considerando que estás cerca de entrar a tus años de ingresos pico. Según Payscale, los salarios de hombres con título universitario llegan al tope a la edad promedio de 48 y los de las mujeres a los 39.

Para prepararte para tus años de ingresos pico, aquí hay 13 metas para lograr antes de cumplir los 40:

1Contribuye al menos el 10% de tus ingresos a una cuenta de ahorro para el retiro

Ya debes de haber empezado a contribuir a tu cuenta de ahorro para el retiro, y tus treintas son una época para incrementar esa contribución.

Muchos expertos recomiendan separar al menos el 10% de tu ingreso. Eso podría no ser posible cuando empiezas tu carrera, pero es un buen objetivo a cumplir a los 40.

Para conseguir subir ese 10%, empieza tener el hábito de incrementar tu contribución seguidamente — ya sea cada seis meses, al final de cada año, o cuando te aumenten el sueldo.

2Invierte en algo a parte de tu plan de ahorro para el retiro

Muchos expertos recomiendan usar instrumentos de vehículo en añadidura a tu plan de ahorro para el retiro para asegurarte que tendrás lo suficiente para costear tus años dorados.

Si estás gastando excesivamente en tu plan de ahorro para el retiro, considera poner dinero en un Roth IRA o IRA tradicional, investiga fondos índice de bajo costo – que recomienda Warren Buffett – y ver las plataformas de inversión en línea conocidas como “robo-consejeros.

Claro, querrás asegurarte de que tus financias generales estén en orden antes de invertir. Pero si tienes un fondo de emergencia firme, te has preparado para los gastos futuros y estás libre de deuda, entonces entre más rápido pongas tu dinero a trabajar e inicies su crecimiento, mejor.

3Establece metas de ahorro y empieza a separar dinero para grandes compras

Seguramente habrán grandes gastos en tus treintas — vacaciones, niños y deuda estudiantil, para nombrar algunos — que requieren ahorro diligente.

La mejor manera de prepararse para estos gastos es crear metas de ahorro, y después separar dinero tan temprano como sea posible. Querrás ajustar tu presupuesto para que puedas contribuir una cantidad específica de dinero (dependiendo de tus compras próximas y horizonte de tiempo) a una cuenta de ahorros cada mes. Trata este dinero como un costo fijo, esto significa que debes separarlo como si fuera la renta o utilidades.

Tip de los profesionales: Configura transferencias automáticas de tu cuenta de cheques a tu cuenta de ahorros para que nunca veas este dinero y aprendas a vivir sin él.

4Ahorra para una casa

Si planeas comprar una casa, debe ser una de tus metas ahorrativas. Idealmente, querrás tener ahorrado lo suficiente para hacer un pago del 20% — cualquier porcentaje menor y tendrás que pagar por un seguro hipotecario privado (SHP), que es una red de seguridad para el banco en caso de que no puedas pagar.

Si estás pensando en comprar una casa en un área metropolitana mayor, echa un vistazo a cuánto necesitas ahorrar al día para pagar el 20% de una casa en una ciudad grande, y ve cómo asegurarte de que estás comprando una casa que sí puedes costear.

5Establece metas de riqueza

Además de las metas de ahorro, querrás establecer metas para tu ingreso anual y valor neto.

El dinero no aparecerá de la nada — tienes que trabajarlo. Si quieres construir riqueza eventualmente, tienes que tener una meta clara y específica en mente antes de formar un plan financiero para alcanzar esa meta.

Sé realista cuando fijes un periodo de tiempo para lograr estas metas más grandes de riqueza, pero al mismo tiempo, piensa a lo grande y que no te de miedo de retarte a ti mismo. Una característica distintiva de la gente rica es el compromiso por poner altas expectativas.

6Compra el seguro que necesitas

Nadie quiere lidiar con el seguro — es complejo y confuso — pero a los 40, ya debes de tener el seguro indicado para ti.

Eso significa seguro de salud, para el rentador (o para el dueño de la casa si tienes una propia) de auto, de incapacidad, de vida, y hasta de mascotas si quieres.

Es también inteligente crear el hábito de reevaluar tus planes de seguro cada año para asegurarte de que estás cubierto para tus necesidades y presupuesto.

7Experimenta con ganancias secundarias

Es fácil concentrarse en cortar costos y olvidarse sobre las ganancias, la gente más rica y exitosa desarrolla múltiples flujos de ingresos.

Es mucho más fácil decir que vas a ganar dinero que hacerlo, pero la mayoría de la gente tiene opciones. Lee sobre las 50 cosas para tener ingresos adicionales, algunos empleos de paga alta que puedes hacer secundariamente, cómo puedes generar ingresos pasivos, y cómo empezar un negocio secundario de una mujer que ganaba más de $4,000 dólares al mes secundariamente.

Además, es bueno experimentar ser tu propio jefe, en vez de estar trabajando para tu dinero. Después de todo, esa es la diferencia significativa entre cómo las personas ricas y las promedio deciden ser pagadas.

8Invierte en ti mismo

La gente más rica y exitosa está constantemente ejercitando su cerebro buscando maneras de continuar aprendiendo mucho después de la universidad o cualquier otra educación formal.

Auto-edúcate inscribiéndote a un curso, asiste a una conferencia relacionada con el trabajo, o invierte en libros. En una nota similar, invierte en tu salud — considera buscar una forma atractiva de ejercicio, o cualquier otra cosa que mejorará tu salud y fortalecerá tu mente.

9Aprovecha al máximo tus beneficios de empleado

Si no estás aprovechando tus beneficios de empleado, estás olvidando dinero.

Vale la pena investigar y hablar con tu departamento de recursos humanos para entender el ámbito de lo que está disponible para ti, desde cuentas de salud con gastos flexibles a beneficios de transporte y programas de reembolso de estado físico.

Muchos empleadores tienen un periodo de tres semanas para inscribirse — generalmente empezando el otoño — en los cuales muchos de estos beneficios están disponibles para seleccionar, así que es importante estar consciente de la ventana de inscripción de tu empresa.

10Habla de dinero con tu pareja

Si vas a casarte en tus treintas, querrás asegurarte de que has hablado sobre el lado práctico de las cosas … y eso significa del dinero. Después de todo, las dicusiones sobre el dinero son un gran vaticinador de divorcio.

Lee sobre conversaciones esenciales sobre dinero para tener antes de proponerte y cómo crear riqueza como pareja.

11Empieza a ahorrar para la universidad de tus hijos

El costo de la universidad es muy alto y sólo se hace más caro año con año. Como la mayoría de las metas financieras, entre más temprano empieces a ahorrar, mejor. Además, el tiempo tiene una manera de volar, y antes de que lo sepas, tal vez serás parcialmente responsable por una factura de matrícula considerable.

Si decides empezar una familia, en vez de derrochar en carriolas y ropa de bebé de diseñador, redirige ese dinero a un plan de ahorros.

Con eso dicho, querrás asegurarte de que estás en ritmo para el retiro antes de que empieces a separar dinero para la universidad de tus hijos.

12Revisita y ajusta tus inversiones de acuerdo a la situación

No puedes solo “establecer y olvidar” tus inversiones para siempre. La vida pasa, y hay veces — particularmente cambios de vida grandes — cuando es inteligente hacer ajustes financieros.

Por ejemplo, si decides retirarte más temprano, necesitarás reajustar tu horizonte de tiempo y la cantidad de riesgo que decides tomar en tu portafolio.

Mientras crece tu dinero, y mientras te acercas al final de tu horizonte de tiempo, el portafolio original que creaste puede no satisfacer tus necesidades. Revísalo cada año y ajústalo para que quepa en tu situación actual, si es necesario.

13Haz un bosquejo de un testamento y crea un plan de sucesión

No hay tiempo correcto para empezar a hacer un plan de sucesión. Es muy situacional, pero típicamente hay “eventos de activación” — eventos grandes en la vida como casarse, tener hijos, y comprar una casa — esas señales son momentos para empezar a realizar un plan de sucesión.

Un buen comienzo es hacer un testamento, que es más fácil de hacer que nunca, gracias a sitios como RocketLawyer y LegalZoom que ofrecen servicios de creación de testamentos en buenos precios. Después, querrás tener un testamento vital y un poder duradero de un abogado.

Además de buscar servicios en línea, deberías de considerar encontrar a un abogado que te ayude de guía para hacer un plan de sucesión.

Traducido por Nuestra Generacion


¿Te gustó el artículo? Haz click en me gusta para recibir más como este en tu muro de Facebook: